Se acerca el momento de decidir si participamos de nuevo en la Regata Ophiusa 2007, este año un poco más veteranos y, algunos de los miembros, con más títulos puede que mejore nuestra navegación.

Hoy tenemos una cena en casa de uno de los chefs del barco en la anterior edición, Guillem. Yo aún no lo tengo muy claro, fue duro navegar 7 personas en un barco de apenas 9 metros, durante 35 horas de ida, 28 de vuelta sin pisar tierra, en guardias de 4 horas y sin demasiados conocimientos de navegación.
La verdad, lo que realmente compensó, fue estar acompañado por unos amigables delfines y poder disfrutar de los amaneceres y puestas de sol en alta mar sin nadie a la vista…. un paraíso !!

¿Repetiré? … en unos días lo decidiré ,-)

Anuncios