1.- Centrarse en 1 producto y intentar ser el mejor del mercado, luego empiezar a ampliar la gama de productos pero sin tener muchos para poder mantener la máxima calidad.

2.- El precio no es una barrera, haz del producto un “objeto de deseo”.

3.- El usuario no siempre sabe lo que quiere, hasta que no ve el producto o ve que lo tiene el vecino, no lo desea.

4.- Buscar la excelencia tiene un coste pero también una recompensa a largo plazo.

5.- Cuida todos  los detalles de tu producto desde el diseño, usabilidad, packaging y el producto extendido: servicios preventa y postventa.

6.- Crea una comunidad, nutrete de ella y mímala.

Anuncios